¿Qué cubre la aseguradora de auto?

¿Por qué asegurar mi auto?

El seguro de autos se encarga de preservar la inversión personal o familiar que un vehículo representa. Si tienes un coche y deseas preservar tu patrimonio en caso de un accidente, es necesario que contrates un seguro de auto.

De esta manera estarás garantizando la indemnización de los daños que se puedan ocasionar en tu vehículo. En la mayoría de los casos cubre los gastos médicos de pasajeros, pero para esto debes tener en cuenta que existe una modalidad básica y diversas coberturas.

Modalidad básica y sus variantes

Como no en todos los casos es el propietario el que está conduciendo el automóvil, esta contratación se encarga de cubrir la responsabilidad civil del propietario. Pero también al conductor del automóvil por los daños que causen a terceros.

Es de suma importancia que se tome en cuenta que junto a esta contratación se pueden agregar:

  1. Seguro de responsabilidad civil voluntario, que se encarga de cubrir aquellas indemnizaciones a terceros por encima de las cantidades incluidas en el seguro obligatorio.
  • Seguro de ocupantes, que cubre las indemnizaciones a los ocupantes del vehículo, en caso de que tengan lesiones.
  • Seguro de daños propios, cubre los daños que pueda subir el auto del propio asegurado. Este tiene una subespecie que solo cubre los daños en la luna del vehículo, llamado Seguro de lunas.
  • Seguro de accidentes del conductor, es un seguro sobre la vida del propio conductor, este se debe a que no está cubierto por el seguro obligatorio que solo cubre los daños a terceros.

Hay que tener en cuenta que hay diversas coberturas y cada una tiene características propias, por lo que es de suma importancia poder identificarlas para contratar la que más te convenga:

  • Cobertura responsabilidad civil. Solo cubre daños o lesiones que causen el vehículo de la persona asegurada a terceros. Aquí se incluye tanto el auto como las personas, quedan excluidos el robo del vehículo y los daños ocasionados. No están amparados los daños al vehículo del asegurado.
  • Cobertura limitada. Al igual que la anterior, cubre los daños o lesiones que cause el vehículo del asegurado a terceros, ya sea en sus bienes o personas. La diferencia es que ampara el robo del vehículo. Esta cobertura no cubre los daños del vehículo asegurado.
  • Cobertura amplia. Es la más completa de todas, ya que en esta no solo se cubren los daños o lesiones que cause el vehículo asegurado a terceros. También ampara del robo y también de los daños al vehículo del asegurado.

A parte de estas coberturas, la persona que desee asegurar su auto podrá preguntar a la aseguradora si cuenta con coberturas más directas. Algunas de estas tienen que ver con la asistencia en carretera o accidentes del conductor.

La mejor opción a largo plazo

Los asegurados trabajan en conjunto con concesionarios autorizados y talleres de primera línea para una reparación de calidad. En estos los repuestos son originales y hay una garantía de la contratación de la póliza. Por lo cual a largo plazo podrás estar seguro de que tu auto, una vez esté reparado, no tendrá fallas en algunas de sus piezas.

Articulos relacionados

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

G-ZNH9TLDNNP